La Santita del Boldo

Publicado el 12 agosto, 2009Por: Cristian Acosta Zúñiga | Comunicaciones

La creencia de la Santa del Boldo cuenta la historia de la aparición de una virgen a unos mineros, dibujada entre la corteza de un boldo, ubicado frente a un antiguo retén de Carabineros en el sector conocido como “Arenas Blancas”.

Según el mito, un minero en busca de leña arrancó una rama del árbol milagroso, del que emergió un viscoso chorro de sangre que escurrió hasta la tierra. Al ver esto, el trabajador huyó del lugar despavorido. Poco tiempo después, el sujeto, tras un sorpresivo accidente, perdió sus dos manos, comprendiendo que se trataba de un castigo de la Virgen.

La noticia se propagó rápidamente entre los pobladores de Coronel, quienes comenzaron a realizar multitudinarias peregrinaciones que llegaban a encender velas al pie del boldo y a pedir mandas a la milagrosa santita. Así nació la conocida historia de ‘”la Virgen del Boldo” adorada durante largos años por los trabajadores del carbón y sus familias. Pese a que el mito se conoce hace más de cien años, la devoción continúa con fuerza y aún hoy los herederos de la minería siguen visitando el árbol de los milagros para encender velas donde una vez se dibujó la presencia de la virgencita.

Los vestigios de esta costumbre ancestral hoy se conservan intactos. El boldo viejo y leñoso ya se empina por sobre los 7 metros y las placas grabadas con los testimonios de fe, reposan indemnes como imborrables testigos de esta centenaria tradición coronelina.